​​KIDULT
EL ARTE,
CONTRA 
LA MODA

Escrito por Daniela Riaño

Las relaciones entre el arte y la moda no siempre son para congeniar juntas ni para mostrar un trabajo positivo entre ambas partes, en este caso el graffiti y la moda se unen con el único consentimiento de KIDULT, un graffitero que utiliza este arte como protesta especialmente a las marcas de lujo, lo que él defiende es una expresión social en contra de lo establecido. Para KIDULT el graffiti no debería ser un arte, lo que el busca es esa emocionante experiencia que todos conocemos, realizar un acto totalmente prohibido y defenderlo para que no se vea como una corriente artística, aunque a partir de la década de los 40 se haya convertido en eso, en arte.

A diferencia de Bansky, KIDULT se deja ver, aunque siempre anda con un pasamontañas de una calavera, es por esto que se diferencia se podría decir que es su logo, en su mano lleva su extintor en busca de su próxima víctima; lo que él hace es graffitear las fachadas de las tiendas o cubrir el visual merchandising de estas y ¿Por qué? Simplemente porque no está de acuerdo con algo que ellos hayan utilizado en sus campañas, vitrinas y en su concepto de marca, manteniendo la esencia de lo que es el graffiti “vándalo”, pero ¿Por qué un graffiti vándalo? ¿Hay algo más allá detrás del concepto que defiende KIDULT?, por supuesto, hay más problemáticas detrás de todo esto que el desarrolla, el mensaje que él quiere dar a la comunidad no solo en Paris que es donde hace sus más grandes trabajos sino en todo el mundo es saber que hay detrás de una marca de lujo, por ejemplo, ¿Por qué el odio contra DIOR?, estamos acostumbrados a ver sus lindos y vaporosos trajes de flores, a una mujer femenina y a un montón de campañas aspiracionales para todos, lo que no sabemos es que relación tuvo en un pasado esta marca con el movimiento nazi, al igual que Coco Chanel. Kidult nos muestra la otra cara de la moneda, el por qué no solo debe defender su arte sino el por qué debe mostrarle al mundo lo que esconde una marca de lujo.

  1. Managing Director
  2. Managing Director
  3. Managing Director
Si vamos a la contraparte de KIDULT, tenemos las marcas de lujo, que aunque se han presentado como sus víctimas y han colocado denuncias frente a estos actos, también le han sacado provecho a sus fachadas intervenidas que ha provocado al graffitero aún más. Entre sus víctimas están Céline, Dior, Marc Jacobs, Christian Loubutin, Kenzo, entre otros.

Las dos marcas que han sacado provecho del trabajo de este graffitero han sido Marc Jacobs con el tono irreverente y sarcástico que caracteriza a su diseñador y KENZO, una marca que va totalmente a la vanguardia que no teme reservarse nada. El primer caso y el más exitoso fue el de Marc Jacobs, después de que su tienda en Nueva York fuera graffiteada con la palabra ART, lo que hizo el diseñador enseguida fue tomar una fotografía, imprimirla en sus camisetas y comercializarla a un precio de 680 dólares, bajo la campaña “Art by Art Jacobs”, esto desato la indignación del graffitero que a su vez saco su propia camiseta con una fotografía de él saboteando la tienda con la campaña “Not Art by Kidult” vendiéndola a tan solo 6 euros. El segundo caso se presentó con la marca KENZO la cual saco su campaña representando con una modelo a KIDULT para promocionar su fragancia FLOWER TAG, esto genero la indignación del graffitero nuevamente y en una sola noche saboteo las tiendas de la marca con la palabra TAG. Así va por el mundo dejando su ar te que para muchos es vandálico pero su trasfondo logra impresionar y nos deja con ganas de más.
"MUCHO RESPETO PARA ESTAS MARCAS, PORQUE SE NECESITA MUCHO TRABAJO PARA PONER AL MUNDO EN COMA" 
KIDULT

MÁS ARTÍCULOS